INFRAESTRUCTURAS: HOY COMIENZA EL FUTURO octubre 18, 2018 – Posted in: I+D+i, Minipost – Tags: , ,

En los últimos 25 años, la construcción de proyectos de infraestructuras no ha variado mucho, si bien ha habido pequeños avances en la ejecución de los mismos. Se han introducido mejoras tecnológicas, que han aumentado la productividad de ciertas áreas, sin embargo, no ha habido ningún gran cambio que haya revolucionado el sector. Tampoco la forma de organización de un proyecto de construcción de infraestructuras ha cambiado demasiado, continúa habiendo los mismos cargos y departamentos. Durante este periodo, en otros sectores se ha apostado con mucha más fuerza por el I+D+i, en construcción se ha dejado prácticamente ‘’congelado’’ este área, quizás las empresas estaban más concentradas en aumentar su cartera de proyectos cada año, sin pensar realmente que el futuro está en la innovación.

Hoy sí podemos decir que ha comenzado un cambio importante que viene empujando fuerte y que sí podría suponer un ‘’antes y un después’’, es la metodología BIM. Algunas empresas están apostando con entusiasmo por ella, comprenden la magnitud del cambio que supone, en beneficio de todas las partes que intervienen en todo el ciclo de vida de un proyecto. Otras sin embargo, invierten mucho más tímidamente, pues no confían demasiado en su potencial, más bien se sienten arrastradas por el entorno y entienden que quedarse rezagado traerá consecuencias graves en un futuro cercano.

Además de la metodología BIM, existen otra serie de avances tecnológicos como nuevos sistemas de captación de la realidad como Laser-escáner o los UAVS, que comienzan a emplearse de forma cotidiana. La introducción de otros sistemas como el Mobile Mapping, es mucho más lenta, al igual que el empleo de nuevos materiales.

En la actualidad existen varias tecnologías que ya están maduras para su empleo cotidiano en todos los equipos que participan en una obra de infraestructuras, como el geoposicionamiento global, que entrega una gran exactitud en tiempo real y hay otras que muy pronto lo van a estar, como es el caso de los coches autónomos. Vivimos una época de grandes y rápidos avances tecnológicos, y es el momento de que estos se empleen en construcción pero de una manera integral. Ese será sin duda el gran cambio, apostar por una integración total de las tecnologías. En esta integración todas estarán conectadas entre sí para cambiar totalmente todo el ciclo de vida de un proyecto de construcción. Hoy, las tecnologías se emplean en forma de ‘’silos’’, cada una por separado, intentando mejorar un área o departamento, pero sin estar conectadas entre sí. Por separado, las tecnologías suman pero juntas multiplican, esa es la gran diferencia. Podría llamarse, BIM 2.0.

Hay varios pilares, que unidos prometen transformar el proyecto de construcción de una infraestructura:

  1. Geoposicionamiento global mejorado.
  2. Nuevas técnicas de captura y medición de la realidad, realidad aumentada.
  3. Mejoras de las telecomunicaciones. Red 5G.
  4. Metodología BIM.
  5. Vehículos autónomos.
  6. Big data.
  7. Robótica.

 

Geoposicionamiento global mejorado. Si bien los sistemas de posicionamiento por satélite como el GPS (sistema estadounidense) o el GLONASS (sistema ruso), hicieron una pequeña revolución en el replanteo de las obras, mejorando productividad y recursos, el avance y unión de otras dos constelaciones más de satélites como son GALILEO (sistema europeo) y BEIDOU-2 (sistema chino), que próximamente estarán plenamente operativas. Provocarán una gran mejora en la precisión en tiempo real. Un salto importante, que a su vez provocará un avance exponencial en los vehículos autónomos y también en los nuevos sistemas de captura de la realidad.

 

Nuevas técnicas de captura y medición de la realidad, realidad aumentada. Las nuevas técnicas de captura de la realidad, están comenzando a emplearse de forma cotidiana, revolucionando la productividad, y aportando un gran volumen de datos, en procesos de medición muy cortos en el tiempo, de una forma hasta hace muy poco impensable.

Un ejemplo de ello, es un vehículo recorriendo una carretera con un sistema montado en su parte superior de Mobile Mapping, captura todo lo que hay a su paso, con un nivel de detalle asombroso, e incluso de forma automática, comienza a clasificar todo lo que capta. En un futuro muy próximo, será habitual, realizar mediciones cada día de los trabajos de movimiento de tierras, conociendo cada jornada con exactitud los diferentes volúmenes ejecutados, lo que permitirá, mejorar flujos de trabajo y aumentar la productividad.

Las mejoras de las telecomunicaciones. Red 5G. La disposición de redes de comunicación más rápidas y eficaces, (la red 5G entrara pronto en servicio), donde se mejore la conectividad, velocidad y latencia (tiempo que tardamos en recibir un paquete de datos desde el servidor). Servirá para disponer de una conexión con otras tecnologías de las que estamos hablando, que permitirá intercambiar grandes volúmenes de información, en tiempo real. La red móvil es como el sistema circulatorio en el cuerpo humano, debe de tener la capacidad necesaria para no ser un ‘’cuello de botella’’ entre los demás sistemas.

Metodología BIM. Todos los días podemos leer artículos sobre ella, y ver ejemplos de proyectos donde se emplea, pero no podemos olvidar que es una metodología muy ‘’joven’’. Todavía está implementándose en las empresas y gobiernos, por ello, tiene una gran margen de mejora y un camino por recorrer importante hasta estar implantada 100% en nuestro proyectos de infraestructuras. Su avance es diferente en los distintos países del mundo, pero la obligatoriedad de su uso a partir de 2019 en España significará un paso de gigante en la aplicación de esta metodología de trabajo.

Vehículos autónomos. Sin duda, revolucionarán todos los aspectos de nuestra vida cotidiana. En EEUU, hay varios programas piloto desarrollándose, está tecnología está más cerca de instaurarse de lo que pensamos. Google ha encargado recientemente la fabricación de 80.000 vehículos autónomos, que comenzarán en breve a utilizar en varias ciudades norteamericanas. Quizás un problema que impida una rápida extensión, será las leyes, sobre todo en los países de la Unión Europea, que son mucho más restrictivos en materia tecnológica que EEUU. La mejora del geoposicionamiento por satélite junto al vehículo autónomo transformara el movimiento de tierras, tanto los extravíales como la maquinaria de obra como extendedoras de mezclas bituminosas, motoniveladoras, bulldozers o retroexcavadoras, funcionarán sin conductor, mejorándose exponencialmente los rendimientos de producción, además desaparecerán prácticamente los replanteos clásicos de estacas, para señalizar los trabajos de tierras, los vehículos contaran con un ordenador con el proyecto cargado , además de un dispositivo de geoposicionamiento que reciba correcciones diferenciales en tiempo real, posibilitando una gran exactitud en sus movimientos.

Big data. Este es un apartado que en construcción está muy poco desarrollado, pero que posibilita una mejora considerable del rendimiento en muchos aspectos. Por ejemplo, el estudio de el gran número de datos disponibles y captados cada día en un proyecto de construcción permitirá variar los flujos de trabajo de la maquinaria para optimizar rendimientos, no olvidemos que cada equipo dispondrá de un sistema de geoposicionamiento que grabará y enviara la posición del mismo cada segundo, esa información comparada con los volúmenes de movimiento de tierra ejecutados cada día, dará como resultado análisis cuantitativos de gran interés. Son tan numerosas la aplicación del Bigdata que su implantación supondrá una variación disruptiva del sector.

Robótica. La unión de los avances de la robótica con el modelado de cada elemento de hormigón a construir, posibilitará el prefabricado a la carta de un gran número de elementos, inimaginable en la actualidad. Además, trabajos manuales como el montaje de la ferralla estarán prácticamente en extinción. Los robots, a partir del modelo de cada estructura donde estarán representadas en 3D cada una de las barras de acero, permitirán el montaje de cada módulo en fabrica, siendo únicamente necesario en obra, la unión de un módulo con el anterior o siguiente. Esto reducirá, personal, errores y tiempos de ejecución.

La unión de todas estas líneas de trabajo y su integración en un único sistema, llevará a la empresa o empresas que lo desarrollen a unos niveles de hegemonía sobre la competencia sin igual, mejorarán en calidad, seguridad, y productividad. Para poder desarrollar este sistema integrado de tecnologías, son necesarios grupos multidisciplinares de ingenieros, además de buscar apoyos en socios tecnológicos que hoy en día están fuera del proceso constructivo.

La clave del éxito futuro comienza hoy, aquellas empresas que inviertan con total convencimiento, triunfarán, relegando a la competencia a la desaparición. ¿Cuál será la próxima Nokia del mañana en construcción?

 

COLABORADOR

David Herrero Mediavilla: Ingeniero en Geomática y Topografía. Experto en Organización y Gestión Topográfica de grandes proyectos de infraestructuras

https://www.linkedin.com/in/davidherreromediavilla/